Bad Bunny y Residente protestan ante el gobernador de Puerto Rico

DwoOWyxU0AEfU5q

Los dos intérpretes de música urbana se reunieron con el gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló con el objetivo de trabajar en soluciones que puedan acabar con el mayor problema de Puerto Rico: el alto índice de crímenes. En lo que va de año 2019 se han producido 24 crímenes en el país, pero lo que más puede sorprender de todo esto, es que se han producido en lugares públicos.

El máximo mandatario de Puerto Rico, el gobernador Ricardo Rosselló ha convocado una cumbre el 22 de enero para tratar la seguridad del país, con un único objetivo: terminar con la dura violencia que ataca a los puertorriqueños. En la madrugada de este jueves se vivió un nuevo episodio criminal en el país americano. El rapero Kevin Fret fue tiroteado, y la policía ya se encuentra investigando el caso, y habrá que esperar unos días para conocer más detalles de manera oficial sobre los hechos ocurridos.

Unión por Puerto Rico

Nadie puede ni debe quedarse al margen de hechos y situaciones como las que se están viviendo de manera, lamentablemente, habitual en Puerto Rico. La sociedad tiene derecho a vivir en paz, y para lograr grandes cambios se necesitan figuras importantes que representen ese poder y esas ganas para crear un mundo mejor.

Benito Antonio Martínez Ocasio y René Juan Pérez Joglar, más conocidos como Bad Bunny y Residente respectivamente, tomaron la decisión de ir a hablar en persona con el gobernador de Puerto Rico para trabajar conjuntamente en soluciones viables y positivas para el país. Ambos artistas han mostrado en redes sociales esa unión por Puerto Rico y la seguridad de sus ciudadanos. Según reza el comunicado de Residente, los artistas hablaron con Rosselló sobre las opciones de como resolver los distintos problemas de Puerto Rico, entre ellos: la criminalidad, la educación, la junta de control fiscal, la auditoría y la deuda. No cabe duda que esta reunión es toda una declaración de intenciones de dos cantantes que están dispuestos a ser la voz de los ciudadanos de Puerto Rico.